Sin categoría

40 mil empleos puede generar dinero de los migrantes.

Posted on in Sin categoría

Por: Itsmania Platero

El covid-19 y las organizaciones extremadamente corruptas del Estado, camuflagan más de 100 millones de dólares destinados para generar unas 40 mil oportunidades de trabajo, en momento que la pandemia deja sin opciones de laborar y en encierro a centenas de hondureños as.

En el mes de abril Estados Unidos USA reactivo US$ 71 millones en fondos de asistencia para Honduras una ayuda como punto clave para la reducción del flujo de migrantes ilegales en la fronteras de EEUU.

En período de pandemia del 1 de marzo hasta el 19 de abril, más de 5.000 migrantes hondureños provenientes de México y EEUU han retornado a Honduras sin mayores ilusiones y espectativas.

Todos sometidos bajo medidas extremas de salud sanitaria y protocolos, pero al final vacíos, revictimizados por la discriminacion, con amenazas de muerte y exclusión.

La apertura de la economia en época de pandemia, genera una mayor incertidumbre y desafíos para este sector que desde el 2018 es uno de los más vulnerables, pues marcó la estructura débil del Sistema de salud, hambre e inseguridad de Honduras.

El asunto es que el Estado promueve la discriminación contra este sector y otros que se traduce en cifras muy altas de violaciones a los derechos humanos, al dejarlos al acecho de su depredador en una jungla donde lo que prevalece es la ley del más fuerte.

En estos días la falta de empleo a generado una movilización sin control no sólo de la población migrante sino de otros que han caído con los fuertes golpes de la economía, son centenas de personas que están en movimiento, que han quedado desprotegidas, como las víctimas del desplazamiento forzado interno, obligadas a huir de sus hogares producto de la violencia además viviendo una situaciones precarias.

Ahora son tres problemas graves que vive el pueblo hondureño, la enfermedad, el incremento de la pobreza que en el campo ya llego al aumento de la miseria. El aislamiento social que es un privilegio frente a la necesidad de trabajar y calmar el hambre. Sin opiniones de tener salud ni medicamentos básicos.

Sin acceso a protección social. La colosal caída de las remesas que golpea brutalmente la economía de Honduras y de la que dependen miles de hondureños.

Y sobre todo la crisis de producción e inseguridad que no ha disminuido sino que toma más fuerza en un Estado sin garantías constitucionales.

La exclusión es cara y la inclusión sigue siendo rentable, para sistemas de países minados por la corrupción y la avaricia. Una respuesta socioeconómica y de salud pública inclusiva del Migrante ayudaria a derrotar el virus, generando empleos a muchos que hoy no tienen oportunidades y avanzar con miras al Desarrollo Sostenible del campo.

Hoy los migrantes y desplazados son parte fundamental para la solución y el desplazamiento.

Crear 40 mil nuevos empleos, es más alentador que esconder las ayudas internacionales y decir que habrán 400 mil desempleados!

Comparte y síguenos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *