Por: Itsmania Platero

Una población de 260 privados de libertad se encuentran recluidos en el presido de Puerto Cortés al norte del territorio hondureño, este reclusorio es muy diferente a otros pues es único con población mixta, muy cercano al mar y a la posta policial de Cortés en su interior alberga 17 mujeres, tres de ellas en estado de embarazo y un gran número con Tuberculosis. . Su infra estructura débil e insalubre ha permitido el contagio de al menos 80 privados de libertad con covid-19, entre ellos una mujer y fuentes oficiales registran ya un reo muerto por covid-19, que coinciden con informes oficiales.

Los Defensores de derechos humanos del medio ambiente son unos de los reclusos del carcelario de Guapinol en Olanchito. Donde ya han asegurado las autoridades sanitarias de Honduras el deceso de un privado de libertad muerto por covid-19.

La cárcel de máxima seguridad del pozo de Ilama santa barbara, registra la muerte de 1 privado de libertad del cubículo 18, ahí convivía con 16 reos en un módulo que alberga 256 privados de libertad. El diagnóstico de la muerte fue de un reo de este recinto certificado por las autoridades sanitarias de Honduras como covid-19.

La Penitencieria Marco Aurelio Soto ubicada en el valle de amarateca en támara creada para albergar unos 3 mil reos sin embargo esta sobre poblada con más de 7 mil privados de libertad.

Han reportado un promedio de 136 contagios por covid-19, en diferentes módulos del recinto, el más grande conocido como casa blanca con una población mayor de 1700 reclusos es el que presenta más número de contagios, módulos de Sentenciados, diagnóstico, procesados, mínima seguridad, todos minados por el contagio del Covid-19.

Unos 2200 enfermos vulnerables han sido identificado dijo la defensora de derechos humanos Riana Ferrera, «estos con Tuberculosis, hepatitis, hipertensas, VIH, diabetes y enfermedades respiratorias, con trastornos mentales y 125 con problemas de epilepsia y convulsión» .

Hoy Támara registra la muerte de 7 privados de libertad 6 que reconoce la autoridad estatal y 1 que no se ha dado registro.

Los últimos días el centro de adaptación de mujeres PNFAS, registra una masacre donde perdieron la vida 6 mujeres y el asesinato reciente de una fémina que fue asfixiada.

Sin que hasta el momento las autoridades resuelvan con un informe verosímil del porqué están ocurriendo estos crimines. Parece que al Estado de Honduras no le importa el colapso carcelario. Además de un contagio de Coronavirus registrado entre las reclusas.

Familiares han reportado unos 2 casos de menores con covid-19, en centros de adaptación del Carmen, estas provenientes de San Pedro Sula. Que hasta hoy no dan reportes a sus parientes de la situación de los enfermos.

Comparte y síguenos: