Por: Itsmania Platero

Immanuel Kant “Solo las cosas tienen precio, los hombres no tienen precio porque tienen dignidad”.

Una sociedad es justa cuando se organiza para que no haya abuso del poder, por eso es necesario que los pueblos vivan en democracia y no en dictadura, en ella la voluntad de un hombre o mujer se impone a la fuerza sobre la voluntad de los demás y sobre  las leyes.

La Semana Santa debe ser motivo de profunda reflexión sobre nuestro desarrollo personal y  social. Los dos mandamientos   “Amarás a Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas” y “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Para los que creemos en Dios , si estos mandamientos se cumplieran no tendríamos necesidad de tener un Código penal, aplicado sobre un  tapete de injusticias y lograríamos  una sociedad digna sostenida en la verdad, la libertad y la justicia.

La Pasión de Jesucristo, es para recordar su sacrificio. Su objetivo era inmolarse  por amor para borrar los pecados de la humanidad y permitirnos la  entrada a la vida eterna. Su muerte dejó un gran legado humanitario, desde experimentar el sufrimiento de la soledad, hasta el acompañamiento incondicional  del humilde Sirineo, que no solo acepto ayudarlo con su cruz, sino que se dio el honor de repudiar a una  sociedad insensible que se mofaba y deleitaba del dolor humano..

Si se practican estos valores » amar al proximo seria muy facil, respetar la libertad que permite superar  las politicas de opresión que nos  impiden el desarrollo pleno de nuestra dignidad».

Hace algunos anos el film de Mel Gibson, despertó controversias, con fuertes críticas eclesiásticas. El film en una semana  recaudó más de 118 millones de dólares, pero provocó, comentarios  sobre «los riesgos de incitación al odio antisemita que representaba la película».

Gilberto Lewi, y Julio Tocker, del DAIA dijeron : «el film reitera de manera exacerbada, exaltando la violencia más desenfrenada y antiguos estereotipos’

Otro opino que la pelicula  Gibson era «mala, morbosa, como un film de terror sangriento», que el film  retrocedia Los esfuerzos de la iglesia porque  «no todo el pueblo judío de entonces estuvo en favor de la crucifixión, sino sólo los judíos corruptos por Roma»

Según agencia católica AICA, dijo: «son muy intensos los momentos de la vida de Jesús reflejados en esa película», que deja claro «un gesto religioso:  mucha adversidad en el sufrimiento de Jesús, en la parte física que impresiona, en la espiritual al  sufrir la soledad y el abandono de los suyos».

Si  amamos a nuestro prójimo, tenemos que construir una sociedad a partir de la verdad, la libertad, la dignidad y la justicia social.

La  enciclica “Populorum Progressio” de Pablo VI, promulgada en marzo de 1967, marca las pautas para que el progreso de la humanidad se logre con justicia social. Esta enciclica es una de las más grandes expresiones para buscar la justicia entre los seres humanos, una justicia en la que los valores deban guiar el comportamiento del hombre y en la que también el poder y la riqueza se tengan que adecuar a estos valores.

El mensaje de Cristo es directo a lograr el desarrollo pleno de nuestra espiritualidad. Pero también debemos mejorar nuestra condición financiera,  aquí es donde la economía juega un rol importante, orientada a que todos los hondureños tengamos acceso a satisfacer nuestras necesidades básicas, salud, educación entre otros.

Esta Semana Santa debe ser un momento de reflexión sobre nuestro destino personal y de nuestra Honduras procurando  que reine la solidaridad  para construir una sociedad con valores. De manera que  nos acercaremos más al ideal de la vida cristiana.

Ni el poder ni el dinero son malos ;  la cuestión es cómo utilizar estos medios para que las personas puedan desarrollarse , sin que “el hombre sea lobo del hombre” y sin “que el poder corrompa”, a ese mismo hombre.