Por: Itsmania Platero

Honduras es el escenario de la peor de las barbaridades y sus funcionarios deberían ser condenados a cadena perpetua, como dice nuestro nuevo código penal, cuando uno habré ese tan criticado rosario de propuesta legales inicia con su capítulo 1, » delito de lesa humanidad» , obligar a nuestro pueblo
a salir del país y ser mortificado
El migrante de Honduras no es delincuente, Honduras es un país donde apesar de la pandemia el poblre no a robado quienes han robado son los ricos.


El delincuente es, el que te obliga a salir del país y te expone al dolor y al peligro, con premeditación, Alevosía y ventaja, pone al pobre entre la espada y la pared y lo somete a la humillación mundial, donde el que no gana nada es el pobre pero es castigado y tratado como delincuente hasta por el presidente de Guatemala y México y si seguimos su recorrido terminan presos y perseguidos en los Estados Unidos.

Cuando Honduras se conviertio en un tercer país seguro, se provoco el crecimiento de la criminalidad y la mendicidad. y se fortaleció la impunidad blindado a los funcionarios corruptos y manejando la investigación que golpea la salud como un delito financiero, al final un rebuscado artículo los dejará libres de cualquier castigo, también al Guatemalteco que se presto a jugar con los fondos de la pandemia, ese es delito de lesa humanidad.

«Si Honduras se conviertio en un tercer país seguro, crecio la mendicidad y se expuso a la llegada de bandas criminales, por no contar con verdaderos protocolos de seguridad» .

Para que un país entre en la categoría de tercer país seguro tiene que pasar por una serie de requisitos. que se debe aprobar dentro un ‘ranking’ internacional.


En primer instancia debe existir solvencia económica y seguridad jurídica, es muy importante el ambiente de prosperidad entre las personas nativas y los ciudadanos que vienen de otros países.


Este país debería poder recibir, sin problemas a quienes pidan asilo político.y evitar que el hondureño se vaya, ya sea por causa de la violencia o calamidad.

Honduras no cumple con los requisitos antes mencionados. También el país está muy lejos de las expectativas que actualmente tienen la ciudadanía.
«Honduras no tiene el protocolo de seguridad ni jurídica, ni de salud»

Es de lamentar que las autoridades de Estados Unidos hayan anunciado que ya no darán asilo político, sólo por casos excepcionales, Guatemala por su parte a pesar de sus reformas no dio a los migrantes la opción de pedir refugio, de igual manera la hipocresía del estado de México como parte del convenio, lo que ofrece son medidas de exclusión y más cárcel haciendo eco a su homólogo en Guatemala.

Los emigrantes deberán pasar primero por el tercer país seguro, que en dicho caso sería Guatemala y México. Esto, para poder requerir de los protocolos de asilo.

«Honduras no tiene el protocolo de seguridad y de defensa adecuados para detectar bandas criminales. Entre ellos tratantes de personas que vienen de otros lugares. No tiene siquiera la capacidad de combatir la delincuencia interna, donde todavía a pesar de la pandemia se construyen cárceles y se cierran las escuelas. Por ende aumentarían los índices de inseguridad y de mendicidad».

Honduras para los hondureños es la cárcel más grande de América Latina.

Comparte y síguenos: