Por: Itsmania Platero

“En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados y los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles.” OSCAR WILDED

Desde el año 2019 más de cuatrocientos niños y niñas desaparecidos es la cifra que manejan las autoridades de Honduras, esto es angustiante porque la pandemia impide a los familiares seguir con la búsqueda de sus seres queridos, además de los protocolos forenses que no permiten a las víctimas acercarse a verificar los cadáveres.La indiferencia estatal sigue siendo la características ahora tapada por el manto oscuro del Covid-19.

Según los informes de la policía de Honduras que se publican en los medios de comunicación Organizaciones extremadamente corruptas podrían estar detrás de algunos casos, no se puede cuantificar pero algunos serían víctimas de tratantes y estar en la frontera de México.

La impunidad no sólo se manifiesta en el número de asesinatos sino en el «creciente número de los desaparecidos» , frente a la falta de investigación científica hecho condenable a nivel mundial .

Hasta ahora la violencia en el número de crímenes se elevó a un 30 por ciento, en estos meses que van del 2020.

Aunque el aislamiento de la población ha montado un escenario propicio para esconder y justificar la impunidad en los delitos, pero hay un aumento en el número de personas desaparecidas, muchas de ellas no son reportadas por el miedo y otras porque los parientes albergan la esperanza de su regreso.

Según informe de la organización casa alianza de Honduras.

En lo que corresponde a las muertes violentas y ejecuciones arbitrarias de niñas, niños y jóvenes menores de 23 años, los datos indican que para abril se registró un total de 14 casos, de los cuales, 13 eran del sexo masculino y 1 al sexo femenino.

La principal causa de muerte fue provocada por heridas de arma de fuego con el 64.2%, seguida por causas no determinadas con un 28.5% y finalmente las producidas por arma blanca con el 7.1%.

En cuanto a los casos en los cuales se encuentraron cadáveres dentro de sacos, bolsas plásticas, amarrados con sogas o envueltos en sábanas que las autoridades denominan encostalados continúan apareciendo; en abril se sucedieron 5 hechos lamentables; todos del sexo masculino. Del total, dos casos pertenecen a menores de 23 años.

Durante el mes de abril no se han reportado en los medios de comunicacion del país: muertes por suicidio, Numero de personas desaparecidas ni presuntos responsables.

La información recopilada sobre estos crímenes del 71.4% de los casos se desconoce la identidad del responsable de las muertes, lo que indica el alto nivel de impunidad con el que actúan los responsables de estos asesinatos.

Una fuerte de credibilidad dijo: » que el número de personas extraviadas que no aparecen ni vivas ni muertas suman 435, pero no hay una unidad que se dedique especialmente a eso, en el portal de Internet del Ministerio Público, esta una sección de desaparecidos, pero por lo general las víctimas quieren ser atendidos personalmente y ser escuchadas».

Comparte y síguenos: