Por: Itsmania Platero

Honduras ha sido uno de los más golpeados por la hambruna en Centroamérica con índice de mal nutrición crónica en la población infantil del 42%, la actual crisis hospitalaria destapa la incapacidad del Estado que nunca ha tenido la intensión de proporcionar a los niños severamente desnutridos, la atención que necesitan para recuperarse. Menos de dar un seguimiento y orientación a las familias de los menores.

En el 2019 más 2.2 millones de hondureños fueron afectados por la crisis alimentaria, tan marcada en la creciente emigracion de mujeres y niños en su mayoría, que siguen sufriendo en los puntos de frontera, sobreviviendo con un raquitico tiempo de comida, hoy en la mendicidad. Según la UNICEF está población aumentará un 15 % al final de este año.

Como sino existieran los pobres en Honduras se mueven cifras escalofriantes de familias que luchan por sobrevivir algunos tutelados por inescrupulosos depredadores que los explotan, la excusa es la pandemia del COVID-19, pero el crimen, la corrupción e impunidad han tapado el abuso y poco se habla de ese tema.

Organizaciones advierten que el 60% de mujeres asesinadas dejaron en orfandad como mínimo 3 menores cada una. Fuente oficial asegura que la población penitenciaria de unos 22 mil privados de libertad han dejado en orfandad al menos 2 hijos.

Aunque el Estado esta obligado a asumir la paternidad de ellos directamente en el cumplimiento de los tratados internacionales sobre los derechos internacionales del niño y la niña, la exclusión y discriminación en Honduras es muy marcada en especial el sector educativo.

Además la funcion protectora de algunas Organizaciones no gubernamentales ONGs, fundaciones etc, desapareció de repente, la experiencia y el sentido comun, han demostrado que estos organismos no cumplen con esa prioritaria funcion y como tales no son responsables internacionalmente de sus desaciertos y jamás serán castigados.

Creció el aprochamiento inescrupuloso a cambio de donaciones nacionales e internacionales, publicas o privadas. el deseo vehemente de la notoriedad mediática que un día Dios les pasará la cuenta..

El niño es responsabilidad exclusiva del Estado, pues es el inicio de la familia y de todo un pueblo. La orfandan es el resultado del abandono de la politiquería y nuestro pais tarde o temprano rendira cuentas internacionalmente.

Un niño huerfano es un ciudadano y lo que resulte de su vida es culpa de su padre, «el Estado » y hasta de nosotros mismos como sociedad egoista.

Hay tendencias internacionales, mafias… etc que impulsan la pobreza, la orfandad, guerras, crimen organizado e individuos que viven del que tiene hambre. La trata de personas, la incorporacion a organizaciones delictivas donde encuentran » la familia que perdieron y el estado no reemplazo nunca.

Los huerfanos no existen legalmente, pero los vemos a diario como victimas;» Hay niños que legalmente no existen en Honduras porque no estan registrados como personas en el Registro Nacional de las Personas RNP es ineludible un censo de orfandad, desde una aldea hasta una ciudad. .

El más pobre es el perdedor sin acceso al trabajo, a la comida, a la salud, a una vivienda y también usado por los corruptos como trofeo de guerra.

Ante este crudo y doloroso escenario aparecen otros más crueles que involucra cada vez más a millones de menores.

Comparte y síguenos: