Por: Itsmania Platero

Aunque autoridades de los Estados Unidos de Norte América, han sido claros con política “tolerancia cero”, al anunciar que los hondureños que entren de manera ilegal serán tratados como criminales. A estos no les importa, la exclusión, la desigualdad, la corrupción y la impunidad han hastiado a diferentes sectores de la sociedad hondureña.

El mecanismo de protocolo de protección de Migrantes (MPP) o “Quédate en México”, motivo a centenas de infortunados a cruzar las fronteras en busca de mejores oportunidades y sobre todo salvar la vida, se aventuraron a perderlo todo.

Hoy este fracasado programa tiene varados a más 27 mil hondureños migrantes que esperan a la interperie bajo carpas en condiciones degradantes para el ser humano, todo para ser atendidos en su solicitud de asilo a los Estados Unidos de Norte, una mentira que puede durar años.

Esta es la tragedia que se vive en la frontera sur de México, mientras expertos revelan que los albergues de EE.UU han permanecido vacíos su capacidad esta a menos de la mitad

La estrategia aprobada por López Obrador para garantizar la ruta controlada, segura y regularizada de los migrantes también tiene un compromiso, velar por la seguridad de los migrantes que de una u otra forma le han inyectado de fuertes ayudas económicas al Estado mexicano, con la excusa de generar trabajo y combatir la Trata de Personas, esclavitud sexual laboral y reclutamiento de personas.

Quedate en México, se convirtió además de la caja chica de donantes, en la tragedia más grande de la historia de la humanidad. Niños as desechados por tener piojos, varicela, abusados sexualmente y asesinados, viviendo las escenas más crudas donde lentamente se pierde la inocencia.

Quedate en México un experimento que limitó la dignidad de los migrantes la condición humana a su mínima expresión. Los amos del universo son los que nos controlan, el dinero y el crimen.

Las propuestas hechas por México a los migrantes generó un impacto de 62,144 migrantes centroamericanos y de otras nacionalidades esto en el 2019. También disparó las espectativas de centenas de víctimas que huyeron de la violencia y del hambre pero al llegar a México se convirtieron en una pesadilla. » La secretaria de Gobernación SEGOB en cifras de migrantes dijo que 20,741 eran menores de edad, Más de 46,000 eran ciudadanos centroamericanos; de los cuales 22,930 eran hondureños

En Honduras la mayoría de la población sigue bajo una economía asfixiante, aun en sectores profesionales donde se ha marcado la huella de la inseguridad y el miedo. La preocupación es evidente en grupos de empresarios que reconocen que sus empleados no pueden mantenerse con un salario raquítico, pero pesa más la ola de inseguridad que deja al descubierto el contuverrnio de los entes del Estado de Honduras encargados de aplicar la justicia coludidos con organizaciones criminales un flagelo que se volvió no sólo descarado sino imparable.

El desacierto del consejo Nacional anti corrupción y de la Misión de apoyo contra la corrupción Maccih la desigualdad y mala aplicación de la justicia por parte del poder judicial han tenido como fruto la destrucción de las instituciones del Estado Honduras todas señaladas por actos de corrupción.

La raquítica educación pública que no ha sido fortalecida con programas ni presupuestos que mejoren la situación de los niños en áreas urbanas menos en el sector rural.

Este ha sido el caldo de cultivo propicio para que el «Programa quédate en México» se vendiera como alternativa para el combate del hambre y de la inseguridad de los pueblos.

El ministerio de Gobernación de México dio a conocer que Estados Unidos envió a 2,994 menores de edad a Tijuana, una de las ciudades más peligrosas por su índice de criminalidad en México. Más de 14,000 niños fueron llevados a otras ciudades fronterizas como Matamoros conocidas por sus altos índices de violencia y donde los delincuentes han podido negociar la vida de centenas de mujeres en su mayoría hondureñas.

Los gobiernos de Honduras , Guatemala , el Salvador y México debieron comenzar a tomar medidas al respecto, pero se volvieron cómplices del genocidio en el que lentamente mueren centenas de menores , mujeres y hombres

El Estado de Honduras dejo claro que no tiene intenciones por resolver la crisis migratoria, solo el morbo puede revivir el tema los que logren llegar a la frontera se encuentran completamente desarmados frente a un contingente de más de 10 mil hombres armados que superan los enviados a las guerras. Pero que las cifras de emigrantes sobrepasan las fuerzas represivas de México .

En Honduras el sistema de salud es un desastre creado que mantiene sin medicamentos todos los centros hospitalarios incluso los de privación de libertad más un plan de jubilación descaradamente asaltado. Una banca privada que no promueve la inversión nacional y cierra las oportunidades a pequeños productores.

La Inversión desproporcionada del uso de las fuerzas del orden que crecen al ritmo del presupuesto asignado a seguridad y del sector militar en un país que no tiene guerra ni amenazas latentes de agresión; pero que cotidianamente aumenta la represion, la angustia y el miedo.

La intromisión exagerada de políticas internacionales de represión que no promueven el respeto a los derechos humanos con el fin de fortalecer la justicia sino al contrario promueve los arreglos extrajudiciales debilitando el sistema jurídico y manteniendo en prisión a los más pobres y a muchos inocentes mientras los culpables fortalecen la cadena de un sistema corrupto.

Todo el poder está centralizado, se perdió la República porque los poderes dejaron de ser independientes y de servir al pueblo. reflejada en una movilización producto de negociamos internacionales arregladas bajo la mesa.

Comparte y síguenos: