Por: Itsmania Platero

Se siente el miedo a cada instante y nuestros sentimientos que no nos dejan dormir por la incertidumbre, una sensación de desesperanza que inquieta y nos debilita. Las cosas ya no son como imaginamos pero debemos enfrentarlas y crear anticuerpos que nos permitan vencer las barreras del egoísmo.

Para ningún migrantes hay lugar en Centroamérica bajo un ambiente hostil lleno de discriminación, prejuicios y amenazas de muerte. Hoy retornan a su casa con las bolsas vacías y con gran temor por el rechazo que sufren ellos y sus familiares.

Solo en remesas enviadas Honduras recibió 3.124,7 millones de dólares en remesas en los primeros 7 meses del 2019. · El 80 % de las provienen del esfuerzo del inmigrantes obreros que viven en Estados Unidos de Norte América.

Este dinero de las remesas representa más del 18 % del producto interno bruto (PIB) y forma parte de uno de los principales sustentos de muchas familias hondureñas según dice el Banco Central de Honduras BCH.

La crisis del coronavirus a marcado notablemente el año 2020, las remesas bajaron en 230 millones de dólares (L5,700 millones) un notable descenso por el marcado desempleo y el cierre de los bancos, con esto también el bienestar económico de centenas de familias se vino abajo en sólo 34 días. Según alerta el Banco Central de Honduras (BCH).

El impacto de la crisis global ocasionada por el coronavirusha sido capaz de trastocar más de la mitad de la economía mundial, con un impacto mayor que las bombas biológicas, armas nucleares y fuerzas represivas de cualquier Estado.

Por primera vez la actividad laboral se ha parado y el ingreso económico también provoca hambre que se marca en las familias de clase media.

El impacto más grande del virus no sólo es el descalabro financiero sino el el aumento en las violaciones de los derechos fundamentales de las personas, comunidades, personal de Salud, médicos, migrantes, posibles pacientes de covid-19, les toca experimentar la discriminacion, los prejuicios, la soledad y el desprecio. Esto tiene un gran impacto porque hace más grande la pobreza moral y espiritual en la que vive Honduras

Una consecuente cadena de violaciones a los derechos humanos, la indiferencia de instituciones del Estado y de las iglesias que pareciera no importarles lo que ocurre en sus comunidades.

Esta pandemia es generalizada en lugar de equipaje se carga con el estigma, eso porque la insertidumbre y la falta de información creíble aumenta el miedo conduce a espacios donde no sólo la economía se encuentra de rodillas sino que florece es el deterioro moral, espiritual y la violencia.

Tener una actitud positiva frente a un ambiente incierto parece imposible, pero es necesario que hoy «los miedos no roben tus sueños».

Comparte y síguenos: