SOLICITUD DE INTERVENTOR INTERNACIONAL

Donald Trump

Sr. Presidente de los Estados Unidos de Norte América.

Servicio de inteligencia de los Estados Unidos de Norte América.

Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

CIDH

CEJIL Human Rights Watch Brasil

Estimado señor presidente:

Benjamín Franklin, en 1874, implementó en Estados Unidos un modelo carcelario basado en la educación religiosa, la higiene carcelaria, la imposición del trabajo y el aislamiento durante las noches. Conozco paso a paso los esfuerzos que hace su gobierno en el combate a la impunidad y la corrupción y a la migración forzada en Honduras, también en la inversión que realiza su gobierno, para que los hondureños logremos la paz.

Esto será imposible mientras en Honduras prevalezca la impunidad y la corrupción. Actualmente Honduras cuenta con 26 centros de privación de libertad, la construcción de cárceles como los pozos llevo a reducir el número de reclusorios que antes eran 34.

A pesar de esta reducción en los centros de detención el » Instituto Nacional Penitenciarios INP que preside la abogada Rosa Gudiel, el abogado Germán MC Neal y Gustavo Urrutia administrador del Instituto Nacional Penitenciario», han demostrado su incapacidad para manejar el sistema penitenciario de Honduras con transparencia, violentando los derechos humanos y escondiendo la cabeza como la avestruz, cuando se trata de la vida y la dignidad de los reclusos, también de sus familiares que permanecen de rodillas solicitando atención médica, también un carne, traslados de privados de libertad que son injustificados y mal trato a los enfermos, por parte de este órgano del Estado de Honduras.

El presupuesto del sistema penitenciario aumento 30 millones en el 2019, los representantes del Instituto Nacional Penitenciario (INP) justifican el aumento para mejorar las condiciones de los privados de libertad, cosa que no es cierta. El presupuesto para manejo de cárceles paso de 1,261 millones de lempiras a 1,292 millones. Pero la cifra redunda en más de 500 millones de lempiras y los problemas siguen siendo los mismos:

El hacinamiento, la población carcelaria crece aceleradamente, en relación con 1000 agentes penitenciarios que cuidan 21,260 PL, con un salario base 10 mil lempiras.

No hay un Programa de rehabilitación, que cuente con un apoyo directo del instituto Nacional Penitenciario, representado por la Abogada Rosa Gudiel.

No hay una depuración del personal de agentes penitenciarios, prueba de ello es el pozo de Ilama Santa Barbara, que presenta múltiples abusos contra los enfermos privados de libertad y muchas anomalías.

Las autoridades del INP, deben dar la cara a la población hondureña, rendir cuentas y deben apoyar a los Directores a nivel nacional, como ejemplo es la cárcel de mujeres que se encuentran olvidados as, esa labor no puede tener efecto positivos si se realiza solo. Mientras los que ocupan puestos burocráticos se enriquecen a costa del dolor, la sangre y las lágrimas.

La migración disminuirá en la medida que disminuya la inseguridad, «los presidio son el termómetro de lo mal que estamos en Honduras» . El control de bloqueo de llamadas telefónicas es siempre ineficiente.

Sr. Presidente Donald Trump, solicito respetuosamente un «interventor» internacional que audite al Instituto Nacional Penitenciario, que dirige la Sra. Rosa Gudiel, Germán MC Neal y Gustavo Urrutia. Con el fin de rendir cuentas al pueblo hondureño y contribuir en la reducción del flujo migratorio en miras a fortalecer los programas de seguridad y defensa.

18 de junio 2019, Tegucigalpa, Honduras C. A.

Itsmania Platero

Defensora de los Derechos humanos.

Miembro 1000 peacewomen Región América Latina y el Caribe .

504 99421583

Itsmaniap@gmail.com

www.itsmaniaplatero.com

1000peacewomen.org

www.xibalbahonduras.blogspot.com